Luminosos ARAS “Sólo la calidad permanece en el tiempo”

Compartir

En este número en nuestra sección de El Asociado hemos querido conocer un poco más a una de las empresas que más tiempo lleva en este sector en España, Luminosos ARAS. Con el titular que ilustra este reportaje por lema y situada en Córdoba, sus orígenes se remontan a principios de los 50. 

La historia

La empresa se fundó en el año 1951 por un socio industrial llamado José Gómez de Travesedo de Madrid y un socio que aporta capital llamado José Mª Quirós Fernández , formando la sociedad Tubo Neón S.L. Se conocen porque el primer rótulo luminoso que se monta en Córdoba fue en la desaparecida Seguros La Equitativa en la que el Sr. Quirós era director y el Sr. Gómez le plantea la posibilidad de montar una empresa de rótulos en Córdoba cuyo negocio estaba asegurado.

Tras cambiar varias veces de ubicación y una ruptura de la sociedad, José Quirós se queda con la compañía sin tener prácticamente conocimientos sobre la fabricación de rótulos.

La empresa, con personal técnico traído de Madrid, acomete un nuevo impulso con su nuevo traslado a la Calle San Pablo Nº19, ocupando el local de una antigua fábrica de ampollas de cristal para laboratorio que contaba con los medios más modernos para fabricar neón. Estamos hablando del año 1955, año en el que finalmente adopta el nombre de ARAS.

En el año 1958 se incorpora a la empresa Manuel V. Quirós del Pino con 16 años de edad, hijo del fundador, que alterna los estudios mercantiles con los laborales hasta alcanzar los conocimientos suficientes para propiciar su nuevo traslado a unos locales ya de 500m2 en el domicilio de Antonio Maura Nº49 de la capital Cordobesa.

Espíritu de innovación constante

El espíritu de innovación, siempre presente en la firma la lleva a adquirir a la empresa madrileña EPE una máquina de alto vacío de gran formato y otras más pequeñas en 1962, en plena actualidad de los rótulos de metacrilato. Actualmente estás máquinas siguen cumpliendo su misión moldeando piezas industriales en materiales ajenos al metacrilato.

Pero salto definitivo se cumple en el año 1968 con la construcción de una nave de 3750 m2. en el polígono industrial de Valdeolleros, sede actual de ARAS. A partir de los años ochenta el desarrollo de la empresa es extraordinario fabricando grandes series de banderolas publicitarias para las más importantes firmas cerveceras, automovilísticas y de alimentación. Elegida por varias entidades bancarias para los cambios de imagen que van produciendo, en el año 2000, una entidad bancaria de las más importantes adjudica a ARAS el cambio de imagen a nivel nacional, lo que se traduce en que durante un largo periodo de tiempo la empresa sobrepasaría la cifra de 70 trabajadores. 

ARAS durante su toda su trayectoria ha obtenido diversos reconocimientos, entre ellos el primer premio otorgado por ASERLUZ en votación popular.

En la actualidad María de la Paz Quirós Artacho, tercera generación de dirección familiar, lleva un año y medio trabajando en ARAS después de su licenciatura en Economía y Matemáticas y Master en Matemáticas Puras. Manuel Quirós, a sus 80 años tiene garantizado su relevo que será cuando Dios quiera.

 

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe en tu e-mail todas las novedades del sector.

También te puede interesar